DENISE NAJMANOVICH

Taller “El espectador y el cine” – Coordinado por la Prof. Laura Kravetz

Taller “El espectador y el cine”

Coordina: Laura Kravetz   

Lau El cine y el espectador

Presentación de la propuesta:

Lo que vemos, oímos, conocemos en una obra de cine es inseparable del modo en que elegimos verla, dónde ponemos nuestra atención, en relación con qué conocimientos, recuerdos y percepciones lo ponemos, de qué relaciones establecemos con ese objeto, la obra. Por eso apreciarla, o conocerla es en sí mismo una forma de arte. La propuesta es tomar integralmente la obra de cine como obra artística y así, como objeto cultural, es decir, como producto humano en su complejidad. Apuntamos a ejercitar y enriquecer las relaciones estableceremos con los elementos de la pantalla, para elegir activamente qué tipo de espectadores queremos ser en cada encuentro con una nueva película.

 

No se requieren conocimientos previos. El grupo se abre con 4 inscriptos.

Horario: Miércoles 19:30 a 21:00 horas.

Zona: Av. Pueyrredón y Av. Córdoba.

Arancel: $450, descuentos para estudiantes.

Inicio: Miércoles 13 de septiembre.

 

Informes e inscripción: lamaravillosamentira@gmail.com

 

CV Laura Kravetz (La Maravillosa Mentira Cine5B Resiste: Obras de Laura Kravetz ):

 

Profesora de filosofía por la UBA y dibujante. Estudió artes en diversas instituciones públicas y privadas, como los talleres del Teatro Colón (Escenografía) y de la ENERC (Análisis y Crítica de Cine), y con los profesores Ricardo Parodi (Teoría de la imagen) y Mariano Lucano (Dibujo). Fue docente ayudante en Epistemología de la Psicología Social y Epistemología de las Ciencias Sociales (Universidad CAECE). Diseñó y coordinó los cursos y talleres como: “Diásporas modernas”, “Cine: arte de la imagen”, “El humor en el cine más allá de la palabra”, “Cine y sueños: Lógicas oníricas en la expresión cinematográfica”, “Identidad y aislamiento: El cine de Chantal Akerman contra la idolatría”, “El silencio en el arte”,  “Arte, lenguajes, silencio y olvido y “Taller de lectura y escritura literaria y filosófica sobre el tiempo” (este último junto con la Profesora Verónica Beatriz Pena).

 

 

Antes de la colonia, los nativos americanos reconocían 5 géneros

Una nota muy interesante de La mula para abrir nuestro estrecho  marco categorial, o -mejor aún´- para  empezar a deshacernos de él.

Antes de la colonia, los nativos americanos reconocían 5 géneros

No fue hasta que los europeos tomaran América del Norte que las tribus nativas de esa región adoptaron la idea de los roles de género como una cualidad rígida. Para los Nativos Americanos, no existía un ‘set de reglas’ que los hombres y mujeres tenían que cumplir con el fin de ser considerados miembros “normales” de su tribu.

Es más, como cuenta la página Indian Country Today, la gente que tenía características tanto “masculinas” como “femeninas” era vista como dotada de dones por la naturaleza y, por lo tanto, capaz de entender los dos lados de todo. En todas las comunidades se reconocían estos roles de género, solo que con distintos -pero muy parecidos- nombres: Mujer, hombre, mujer de dos espíritus, hombre de dos espíritus, y transgénero


PAREJA ‘DOS ESPÍRITUS’

Ver más

Suely Rolnik: La hora de la micropolítica

SuleyRolnik1

En la siguiente entrevista, la psicoanalista e investigadora de la relación entre subjetividad, política y cultura analiza los contextos que llevan al actual desmoronamiento de los gobiernos de izquierda en Latinoamérica, se refiere a la noción de “inconsciente colonial-capitalístico y comenta la importancia de la resistencia micropolítica que está proliferando en la sociedad brasileña.

¿Cómo analizas lo que está pasando con los gobiernos de izquierda en América Latina?

La destrucción de los gobiernos de izquierda de América Latina que está en curso resulta de la nueva estrategia de poder del capitalismo globalitario en su versión finaciarizada. Una toma del poder del Estado que no se vale de la fuerza militar, sino de la fuerza del deseo para tornarla reactiva. Esto se lleva a cabo por la vía de una triple operación: mediática, judicial y policial. Es una estrategia micropolítica, mucho más sutil e invisible que la tradicional estrategia macropolítica, y esto hace que se vuelva mucho más difícil descifrarla y combatirla. Mi impresión es que al no abarcar la dimensión micropolítica, el imaginario de las izquierdas no logra descifrar la estrategia de poder del capitalismo financiarizado y, por eso mismo, no logra combatirlo. Por esta misma razón, el binomio izquierda versus derecha, al cual se encuentra supeditado este imaginario, no abarca la complejidad de las fuerzas en juego.

La experiencia que estamos viviendo en estos contextos es muy triste, pero también muy valiosa. ¿Por qué? Porque nos permite reconocer lo que puede la izquierda y también lo que no puede, dados sus límites inherentes a su propia lógica. Lo que la izquierda puede es practicar la resistencia en el ámbito del Estado. Una forma de resistencia que tiene que ver con luchar por una democracia que no sea solamente política, sino que también sea económica y social. En ese ámbito, la izquierda representa sin duda la mejor posición posible, aunque varíe el grado de ampliación de la democracia anhelado por cada gobierno tenido como de izquierda, que es inversamente proporcional a su mayor o menor complicidad con la agenda neoliberal.

Ver más

El mito de la objetividad

El mito de la objetividad

En nuestra cultura la creencia en la objetividad ocupa el lugar de dogma, de verdad incuestionable. Esta concepción considera el conocimiento como mero reflejo de la naturaleza y supone una mirada sin observador.
La concepción objetivista, en la que fuimos educados y cuya verdad damos por sentada, no existió siempre. Fue el resultado de un determinado modo de vivir, de pensar y de narrar la experiencia de las elites europeas, que nació en la modernidad y que se impuso con la expansión colonial.

Ver más